Rima 67 de Bécquer

Comentario de la rima 67

En la rima sesenta y siete Bécquer muestra un comienzo muy vitalista sobre los símbolos que en muchos otros poemas representan un pesar o una carga. En esta rima el autor parece estar positivo y el ensalzamiento de la vida como algo a disfrutar mediante placeres descritos. Aun así, a medida que pasan los versos otra sensación va creciendo que tiene su finalización en la última parte de la rima. Descubre el final en Todos los Autores.

Rima LXVII de Bécquer

¡Qué hermoso es ver el día
coronado de fuego levantarse,
y a su beso de lumbre
brillar las olas y encenderse el aire!

¡Qué hermoso es tras la lluvia
del triste otoño en la azulada tarde,
de las húmedas flores
el perfume beber hasta saciarse!

¡Qué hermoso es cuando en copos
la blanca nieve silenciosa cae,
de las inquietas llamas
ver las rojizas lenguas agitarse!

¡Qué hermoso es cuando hay sueño
dormir bien… y roncar como un sochantre…
y comer… y engordar… y qué desgracia
que esto solo no baste!

Las Rimas de Gustavo Adolfo Bécquer fueron editadas en el año 1871 en castellano y su género es la poesía. Estas rimas están disponibles bajo la Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0.