Rima 43 de Bécquer

Comentario de la rima 43

Una vez más en la rima número cuarenta y tres Bécquer expone las sensaciones que suceden tras una noticia trágica, tras un evento malo para el protagonista, que lo vive a un lado de la cama reflexionando. Es en esta reflexión donde se pregunta el autor los límites de la percepción temporal y cómo afectan. Este es un breve comentario, pero lo mejor es que leas la rima completa a continuación en Todos los Autores.

Rima XLIII de Bécquer

Dejé la luz a un lado, y en el borde
de la revuelta cama me senté,
Mudo, sombrío, la pupila inmóvil
clavada en la pared.

¿Qué tiempo estuve así? No sé: al dejarme
la embriaguez horrible de dolor,
expiraba la luz y en mis balcones
reía el sol.

Ni sé tampoco en tan terribles horas
en qué pensaba o que pasó por mí;
solo recuerdo que lloré y maldije,
y que en aquella noche envejecí.

Las Rimas de Gustavo Adolfo Bécquer fueron editadas en el año 1871 en castellano y su género es la poesía. Estas rimas están disponibles bajo la Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0.