Rima 34 de Bécquer

Comentario de la rima 34

En la rima número treintaicuatro de Bécquer vuelven a aparecer los elementos más simbolistas de su obra. A lo largo de estas 34 rimas ya hemos podido descifrar alguno de sus principales y más famosos elementos. A través de una cruz se pueden ver los pensamientos del autor, las reflexiones sobre el secreto, sobre lo oculto y el misterio. Descubre la rima en la biblioteca poética de Bécquer en Todos los Autores y disfruta del genio romántico del siglo XIX.

Rima XXXIV de Bécquer

Cruza callada y son sus movimientos
silenciosa armonía;
suenan sus pasos, y al sonar recuerdan
del himno alado la cadencia rítmica.

Los entreabre, aquellos ojos
tan claros como el día,
y la tierra y el cielo, cuando abarcan,
arden con nueva luz en sus pupilas.

Ríe, y su carcajada tiene notas
del agua fugitiva;
llora, y es cada lágrima un poema
de ternura infinita.

Ella tiene la luz, tiene el perfume,
el color y la línea,
la forma, engendradora de deseos,
la expresión, fuente eterna de poesía.

¿Que es estúpida?… ¡Bah!, mientras, callando
guarde obscuro el enigma,
siempre valdrá, a mi ver, lo que ella calla
más que lo que cualquiera otra me lo diga.

Las Rimas de Gustavo Adolfo Bécquer fueron editadas en el año 1871 en castellano y su género es la poesía. Estas rimas están disponibles bajo la Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0.