Gustavo Adolfo Bécquer

becquer

Biografía de Gustavo Adolfo Bécquer

Gustavo Adolfo Bécquer nació en 1836 y fue un autor español del siglo XIX que desarrolló la mayor parte de su carrera artística escribiendo poesía y narraciones cortas. Su verdadero nombre es el de Gustavo Adolfo Claudio Domínguez Bastida, pero todo el mundo lo conoce y ha pasado a la posteridad por el nombre de Becquer.

El origen de este nombre de Bécquer reside en los antepasados flamencos comerciantes por parte de padre. Gustavo Adolfo Bécquer desciende de un cierto pasado artístico ya que su padre fue pintor, como así también lo fue su hermano. Ambos empezaron a firmar sus obras con este apellido que, a la postre, pasaría a la posteridad.

Bécquer pintor o escritor

La infancia de Gustavo Bécquer no fue una de las más ordenadas, ya que estudió en Sevilla en varios colegios y se quedó huérfano, por lo que tuvo que pasar por la protección de varias personas como su tía y su madrina a una temprana edad. Aun así Gustavo Bécquer recibió las enseñanzas de numerosos profesores, poetas y pintores en Sevilla lo que ayudó a una educación en cierta medida privilegiada para la época o, al menos, tuvo una educación apropiada. A medida que avanzaba, Bécquer se debatía entre sus dos principales pasiones: la pintura y la literatura. Empezó a escribir en revistas y tuvo un acercamiento con alguna primera narración.

Bécquer en Madrid

Con 18 años viajó a Madrid y se empapó del ambiente bohemio de la época, hace amigos literatos y frecuenta tertulias. Empieza a publicar con pseudónimo, como Gustavo García, algunas comedias, pequeñas narraciones y zarzuelas. Es la época de los románticos y no le fue desconocida, leyó y descubrió la música de la época y se puede decir que pudo disfrutar de estos años.

A partir de aquí empieza el periodo de la vida de Bécquer más prolífico ya que publica narraciones y participa en publicaciones periódicas y revistas. La biografía de Bécquer tampoco puede caracterizarse por un éxito rotundo, pero tuvo una cierta trayectoria.

Pero la fama de autor maldito, la fama de pesimismo y escritor triste que acompaña a Becquer es también real. Durante toda su vida, Gustavo Adolfo Bécquer tuvo problemas con la tuberculosis, siendo tratada y remediada, pero sus periodos de enfermedad influyeron notablemente en su biografía, en su personalidad y en su obra. También lo son sus numerosos amores, sus idas y venidas vitales, o sus amores rotos. Bécquer puede encarnar el prototipo de romántico desde diferentes perspectivas, aunque se cometería un gran error si se abandonase la figura de Bécquer al cliché, porque su obra habla por sí sola mucho más que su breve biografía.

La muerte de Béquer

Gustavo Adolfo Bécquer murió en Diciembre de 1870. Dicen que después de unos días de mucho frío, el autor empeoró de su enfermedad. A su entierro fueron amigos y editores que se pusieron de acuerdo para publicar la obra del autor y así ayudar a su familia y descendencia. Lo que nos queda es el testigo de un gran autor y de una gran obra por descubrir.

Su obra más famosa son las Rimas y Leyendas, de las cuales se pueden leer extractos y textos en nuestra biblioteca online. Bécquer tuvo un cierto, aunque escaso en comparación al mito, reconocimiento personal y artístico en vida, pero su verdadero reconocimiento y fama llegaron una vez muerto, cuando sus obras fueron puestas en valor y pasó a ser uno de los principales exponentes del romanticismo español.

Bécquer respondió a la pregunta de qué es poesía, Bécquer habló de las golondrinas, de los besos, del amor… Descubre alguno de los textos de Bécquer incluido en Todos los Autores y comprende por qué se trata de uno de los referentes del romanticismo español. Descubre alguna de sus obras con alguna de las propuestas editoriales que se encuentran en el mercado y también en nuestra biblioteca online.