Ejemplos de situaciones kafkianas

BLOG LITERARIO, Todos los Autores

En anteriores posts ya exploramos lo kafkiano y una pequeña aproximación al mundo de este autor magnífico. Sin duda, la mejor manera de acercarse a las llamadas “situaciones kafkianas” es leer cualquiera de sus cuentos como en “Un mensaje imperial”, o en alguna de sus novelas como “El castillo”, “El proceso”, o “La metamorfosis”. En todos ellos no solamente nos acercamos a una definición, sino que se vive esa situación. Una vez dicha esta salvedad, y para todos aquellos que quieran llevarse una impresión breve sobre estas situaciones, vamos a resumir en unas palabras los ejemplos de situaciones kafkianas más famosos:

  1. Una persona se levanta de su cama de un sueño intranquilo y se encuentra en su cama convertido en algo que no es humano, algo muy parecido a un insecto. En los primeros instantes comprueba su cuerpo, su vientre, su cabeza, la manera en la que puede moverse.

Durante los siguientes instantes intenta ponerse en pie y recuperar los movimientos humanos pero no puede. A partir de ahí vienen todas las demás; ¿cómo se pondrá en pie? ¿cómo saldrá de la cama? ¿cómo irá al trabajo? ¿cómo será su relación con su familia, con sus seres queridos?

  1. Una persona es arrestada por las autoridades por una razón que desconoce. A medida que van pasando los momentos ni siquiera es capaz de adivinar dicha causa, ni lo que le espera producto de su delito.

Todo su entorno parece saber más que él, y su percepción de lo que le rodea es cada vez más equívoca; ¿cómo va a enfrentarse a un juicio en el que no puede defenderse? ¿tiene que estar tranquilo ya que cree que no ha hecho nada, o viendo lo que le rodea debe empezar a sospechar? ¿cuándo le dirán la causa exacta de su proceso? ¿la sabrá algún día?

  1. Una persona debe contactar con las autoridades de un pueblo debido a un tema de mediciones de las tierras. Después de varios días, el pueblo parece no tener caminos adecuados ya que no consigue acercarse al castillo donde debe hablar con las autoridades. Nadie en el pueblo parece ayudarle y todos le miran con sospecha.

Por muchas intentonas de acercarse a las autoridades, éstas cada vez parecen más inaccesibles y misteriosas. Por no saber, ni siquiera sabe qué trabajo tiene que hacer. ¿Qué trabajo he de hacer si no puedo llegar al castillo? ¿Cómo voy a negarme si ni siquiera me he puesto en contacto con ellos? ¿Por qué nadie en el pueblo quiere ayudar?

Estas tres situaciones kafkianas corresponden, a modo de introducción, con alguna de las novelas más famosas de Franz Kafka. Una invitación a conocer más y a saber diferencias qué es una situación propia de Kafka y qué no lo es.