Campos de castilla

Antonio Machado tiene en Campos de Castilla una de sus obras más conocidas y recordadas. Campos de castilla es un libro de poemas, publicado en el año 1912, que muestra sus visiones de la época en la que fue profesor en la provincia castellana de Soria. Dejando atrás su estancia en París y los ambientes bohemios y urbanos de los primeros años del siglo XX, en Campos de castilla Machado explora la realidad más recia y natural del horizonte castellano. Es por muchos considerada su obra magna y en ella se pueden encontrar alguno de los versos más bellos de la lírica de Machado.

Campos de castilla: comentario

El análisis de la realidad castellana desde los ojos del poeta resulta evocador y para muchos que comprenden la personalidad castellana se trata de un libro sagaz y acertado. En los versos de Campos de castilla podemos encontrar la evocación de la costumbre, marcada eso sí por la simbología característica en él y que lo conecta con sus años precedentes. Se trata de una descripción vívida, llena de detalles pero a la vez evocadora de los sentimientos y del fluir de la vida castellana.

Acercarse a Campos de castilla es hacerlo a la realidad de la época, las costumbres de sus gentes y la potencia poética de su paisaje (desde este libro patrimonio en parte del propio Machado). Acercarse a Castilla y a España, porque el libro de poemas es en sí mismo un espejo de la visión de Machado de la vida y del país. En Campos de castilla podemos apreciar las preocupaciones del escritor por el futuro de la vida en el campo, por la realidad castellana y por el devenir de los acontecimientos que parecen esperar impasibles a los habitantes de Castilla.