¿Cómo murió Edgar Allan Poe?

La muerte de Edgar Allan Poe es un suceso que aun hoy sigue suscitando dudas y teorías de todo tipo. Nadie sabe exactamente cómo murió Edgar Allan Poe, los únicos datos que se conservan dicen que murió el día 7 de Octubre de 1849 en Baltimore, Estados Unidos, pero las causas exactas aun hoy son un misterio.

¿Por qué murió Edgar Allan Poe?

Según el testimonio que se conserva, Edgar Allan Poe fue encontrado en la calle, enfrente de una taberna llamada “La Taberna de Ryan”, en estado delirante por un periodísta de la época, Joseph Walker. Éste lo encontró tirado en una alcantarilla, vestido con ropas extrañas, visiblemente rotas y diferentes a las que solía llevar normalmente. El periodista avisó a uno de sus conocidos, Joseph Snodgrass, con una carta en la que solicitaba su ayuda:

Hay un caballero, mal vestido, en el cuarto distrito de Ryan, que se hace llamar Edgar Allan Poe, aparenta estar angustiado. Dice conocerle y necesita ayuda inmediata.

Snodgrass, nada más conocer la noticia acudió en su búsqueda. Encontró a Poe en un estado lamentable, vestido con ropas rotas y que no eran de su talla. Después, Poe fue trasladado al hospital de la Universidad Washington. Poe jamás recuperaría la lucidez necesaria para dar cuenta de lo que había ocurrido o explicar los motivos de cómo había llegado a este estado. Esto ocurrió el día 3 de Octubre, el autor fallecería días más tarde.

El día en el que se encontró al escritor en la calle coincidía con día de elecciones, un hecho que tendrá mucha importancia en la teoría más extendida sobre cómo murió. Edgar Allan Poe, el maestro del terror y de la narración detectivesca, se convertiría de esta manera en protagonista de un relato que él mismo podría haber firmado. Veamos pues, alguna de las teorías sobre cómo murió Edgar A. Poe.

Su alcoholismo

Alguna de las teorías más extendidas es que su alcoholismo prolongado le había puesto en una situación difícil, tanto que cualquiera de sus recaídas podría ser la última. Esta fue una de las grandes teorías que siguieron varios de sus enemigos para intentar describir a Poe como un hombre vicioso, aunque muchos hablan que no era tan bebedor como se cuenta y que hay más leyenda que otra cosa detrás de ello.

En los últimos tiempos, meses y días antes de su muerte, Edgar Allan Poe había manifestado a través de sus cartas y escritos su pobre estado de salud. Prueba de ello son los mensajes que mandaba a sus más allegados donde solía comentar sus enfermedades, alucinaciones y problemas económicos. Por ello, cualquiera de las teorías sobre su muerte puede ser parcialmente válida, habida fe que ninguna de ellas podrá ser confirmada jamás.

Otras teorías médicas hablan de una hipoglucemia, o incluso el suicidio, o conspiraciones para su asesinato. No se conservan documentos médicos fidedignos que hablen del estado del cuerpo de Edgar Allan Poe en el momento de su muerte, por lo que no se puede afirmar ni desmentir el uso de opiáceos u otras drogas similares. Las causas de una muerte tan famosa como la de Edgar Allan Poe no han hecho más que crecer a lo largo de los años. Libro tras libro, biografía tras biografía, se formulan hipótesis que intentan explicar y componer el puzzle de sus últimos días. Se ha propuesto como causa una infección de cólera, brote que realmente existió en la época en la ciudad vecina de Filadelfia por la que él pasó. También se ha hablado de sífilis, delirium tremens, problemas cardiovasculares, o incluso la rabia.

El día de las elecciones

Pero sin lugar a dudas la teoría más extendida habla de que Poe fue víctima de un fraude común en los días de elecciones. Se trataba de un procedimiento por el cual se se raptaba a personas, las cuales eran obligadas a votar varias veces por un partido determinado en las elecciones. Eso explicaría las ropas viejas y de diferente talla. Esta ha sido la versión más aceptada durante mucho tiempo, aunque también tiene sus detractores. Por eso, a la pregunta de cómo murió Edgar Allan Poe se puede contestar de diferentes maneras.

Contaron que el escritor, en su agonía, no dejó de repetir la palabra “Reynolds”, a parte de otras tantas alucinaciones. Según su médico, John Joseph Moran, cronista principal de sus últimos días, las últimas palabras de Edgar Allan Poe fueron: “Señor, ayuda a mi pobre alma”. Sin embargo, muchas son las voces que dudaron de la veracidad de lo contado por el doctor Moran, aunque es una de las únicas personas que pudo ver a Poe en sus últimos momentos.

Edgar Allan Poe fue enterrado en el cementerio de Baltimore con una ceremonia discreta, en un día oscuro y gris, según los presentes. Iba a ser enterrado con una placa de mármol pagada por su primo, pero ésta se destruyó en el trayecto que la llevaba a Baltimore. Por ello, Poe fue enterrado en una tumba marcada como “Nº80”. Años más tarde, después de un renovado interés por la figura de Poe, su cuerpo fue desenterrado, no sin ciertas confusiones, y vuelto a enterrar bajo un monumento conmemorativo. La tumba de Edgar Allan Poe tampoco nombró la causa de su muerte.


Obras de Edgar Allan Poe en Todos los Autores

El Cuervo

La Caída de la Casa Usher

El Gato Negro

El Corazón Delator 

2 comentarios

Soy fan de los relatos de Edgar Allan Poe y me gustaría que ampliaras en este blog otras anécdotas de su vida.

Las causas son demasiado diversas. No se sabe si alguien le mató o si se murió por beber demasiado. Después de dos siglos ni siquiera se sabe nada, pero bueno, por lo menos nos quedamos con los cuentos.

Deja un comentario